EL FUTURO HUMANO DE LA EMPRESA

En 2017, la ley italiana de presupuesto ha autorizado las empresa a incluir como costes los premios de producción convertidos en servicios. Dentro del 2020 la Comisión Europea habrá aprobado la directiva en materia de Fair Pay.

¿Por qué? La competitividad en una mundo altamente volátil, incierto, complejo, ambiguo requiere un empleado comprometido, es decir convencido de que su destino coincide con el de la empresa.

Un empleado feliz mete el 57% más de dedicación y está el 87% menos proclive a cambiar de puesto de trabajo1.

Será por casualidad, pero PWC2 define el futuro del trabajo a nivel de la gestión de las personas como el Mundo Amarillo, tal y como la teoria de la Espiral Dinámica identifica el mundo de consciencia sistémica3.

Estamos hablando de una perspectiva en que “los trabajadores y los emprendedores comparten el objetivo de un sentido y de una relevancia más altos”. Todo esto tiene a que ver con compartir valores.

El 25% de las empresas globales4 ya creen que el trabajador ideal es aquello que comparte los mismos valores de base. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s