Archivo de la etiqueta: coaching sistemico

TIENES COSAS MÁS GRAVES QUE TÚ PARA ATENDER.

di Paolo Iudicone Castiglioni
piudicone@coach2enjoy.org

Me baso en un axioma que comparto con muchos coaches, de enfoque cognitivo como espiritual: “cada persona se comporta de la manera mejor posible”. Si no fuera así, se comportaría – lo digo tan fácil – de otra manera. Otros añaden: “… de la mejor manera, dadas sus circunstancias”.
Personalmente creo que, si entendemos a las personas como un todo físico, psíquico, emocional y espiritual, nunca falta nada, ni que las circunstancias pueden ser más funcionales.

A raiz de esto, es interesante preguntarse ¿porqué una persona enferma?

Un paso atrás. El tema es: a qué nivel del Ser miraramos cuando hablamos de “enfermedad”. Y, desde otro lado, desde qué nivel empezamos a intervenir con el cliente sobre ese asunto.
De nuevo, no soy nada más que mi cliente como para darle sugerencias sobre su propia vida, pero sí puedo acompañarle hacia un espacio diferente donde mirar, y tal vez, de alguna manera, distinta, la situación que genera sufrimiento. Volvamos al Ser. La persona no es solo ese individuo al qué los padres han dado un nombre, y que sigue identificándose como Paolo, Ángela, José, … como un coach, una madre, una hija, un marido, un manager, … un pequeño ser humano.

“Eres un ser espiritual inmerso en una experiencia humana”
Pierre Teilhard de Chardin

A lado de lo que se puede tocar, oír, oler, ver, hay días que vislumbramos algo más.
Es entonces que empezamos a darle al sufrimiento de ese ser humano – que  quizás no solo toca, oye, huele – otro sentido.
Si nada le falta, enferma porqué así le sirve y así quiere.

Hay aprendizajes para hacer más importantes de la salud, como por ejemplo darte cuenta de que amar significa permitir a los demás que también amen y entonces enfermas, así al final acabas de ser el niño bueno que cuida de todos y te obligas a que te cuiden.
Hay tareas más altas que tu propio bienestar, como por ejemplo dedicarte a defender muchos seres humanos. Por eso, tú eliges ponerte a ti misma/o en segundo plano, y lo mismo haces con tu cuerpo.
Hay funciones más amplias que tu vida personal, como por ejemplo mantener unida tu familia, y no te importa a ti si no consigues desarrollar una tuya.

Todo esto lo respeto. Honro este “algo más grande” que a ti te guía (como diría Hellinger).
Otra cosa es que sienta que no quede nada para hacer en proposito.
Hay otras maneras, menos sufridas de aprender, menos irrespetuosas de entregarte, menos infantiles de atender a tu función en esta vida.

Anuncios

¿QUÉ SENTIDO TENDRÍA SENTIR, SI TODO FUESE POSIBLE?

por María Guzmán Gonzalez

¿Qué sentido tendría sentir, si todo fuese posible?

La Nueva Era ha confundido profundamente ciertos conceptos importantes sobre el Ser. La cultura americana ha exportado el famoso eslogan “si tú quieres, todo es posible”.

If you wish upon a star …
you dreams come true!
Walt Disney

Este tipo de afirmación elude cualquier condicionante genético, emocional, cultural, continental… Si analizamos detenidamente, observamos que “yo puedo” está limitado con lo que puede el otro y con la interrelación entre ambos.

¿Dónde termina mi área de influencia y dónde se inicia mi respeto? Así mismo, resulta importante destacar que hay objetivos materiales y otros emocionales.

En todos de los casos, la verdadera satisfacción no subyace en alcanzarlos, sino en entire armonía en su estado presente. Ahora, en la actualidad, este tipo de pensamiento nos limita a los obreros consumidores, o bien nos determina a acumular títulos, competencias, relaciones o influencias.

Estos conceptos están íntimamente relacionados con nuestra comprensión de la libertad. ¿Hay alguien que pueda hacerme libre? ¿Qué significa ser libre?
Si consideramos la libertad como un estado, nada tiene que ver con manifestaciones externas. Por ello, no podré ser libre de ser española si he nacido en España, ni podré tener rasgos asiáticos si vengo de familia indo-europea.

Por otro lado, la cantidad de lealtades inconscientes a la formación de la personalidad y al crecimiento del Ego, impiden alcanzarlo todo.

Si solo somos un ser humano, la suma de todos tiene sentido, pero no la acumulacion de las diferentes distinciones de todos ellos. Personalmente nos parece significativo reflexionar sobre nuestra actitud interna a la hora de sentir una dificultad. si la dificultad no puede modificarse, obviamente hay que asentir. Si hay una posibilidad de cambio… ¿qué es lo que más nos libera? aunque esto no sea lo que más deseamos ahora.

Finalmente, si aunque no dependa de nosotros, la teoría sistémica nos ayuda a ver como sí está en nuestro ámbito de influencia, a través de un espacio generativo, el encontrar una confluencia en la que todos se encuentren mejor.

Realmente, nuestra conclusión es que no somos en absoluto libres para hacer lo que nos dé la gana. Muy al contrario. Preferimos desarrollar la responsabilidad del efecto de nuestras acciones, emociones y pensamientos. Sí somo libres internamente, sintiéndonos plenamente colmados por lo que experimentamos y permitiéndonos asentir a lo que es tal y como es. Al igual que damos las gracias a otra persona que está fuera y la gratitud es una emoción interna, la libertad es un estado profundo de bienestar tras un trabajo de armonía con los que nos rodea.

“Si eres un poeta, verás claramente una nube flotando en esta hoja de papel. Sin una nube, no habrá lluvia; sin lluvia, los árboles no pueden crecer; y sin árboles no podemos hacer papel. La nube es esencial para que exista el papel. Si la nube no esta aquí, tampoco puede estar la hoja de papel. Así, podemos decir que la nube y el papel ínter-son”

Thich Nath Hanh.