Archivo de la etiqueta: éxito

EN EL TRABAJO, LA PASIÓN ES (CASI) TODO

hotel_atrio_caceres

Te cuento una historia breve pero ejemplar. Ayer fue a comer en un Relais & Châteaux (y sí, merece ser mencionado: el Atrio de Cáceres). Perfecto en cada detalle: la arquitectura galardonada, el jardín, incluso los sonidos y la luz estaban perfectamente calibrados (de la comida no es necesario hablar). Las personas no siempre sabían todo o eran impecablemente (¿aburridamente?) formales… y por esa “imperfección” yo volveré.

Primero, al abrir la puerta se dieron cuenta que no teníamos el tiempo de una comida en el restaurante estrellado (o sea, no íbamos a gastar 500 euros a persona), aún así con una “sonrisa para grandes clientes” nos acompañaron al jardín para unas tapas gourmet en vez del menu degustación.
Segundo, camareras y maitre han sido muy entrañables, jóvenes, nada creídos (quienes van a comprar en las boutiques de Ortega y Gasset o beber en sitios de moda de Madrid saben porque valoro tanto esto…).
Tercero, el dueño y cocinero, Toño Perez, se presentó, nos habló con interés y un ojo a lo que pasaba en la cocina, nos incluso llevó unos buñuelos calientes. Y como el area de trabajo – en manera muy original – estaba de paso al comedor, los cocineros tuvieron la posibilidad de saludarnos. Ademas se veían interactuar con gusto mientras preparaban las comidas.

Cuarto, al final, con el placer de enseñarnos sus maravilloso establecimiento y bodega, el chef nos puso a disposición un ayudante para que visitamos el hotel del piso -1 al roof-top.
El chico eras super joven y comprensiblemente no lo sabía todo (por ejemplo de vino) y lo dijo serenamente. Pero nos trasmitió felicidad por trabajar con ese vino, en ese edificio con sus invenciones arquitectónicas, a lado de las esculturas que se iban intercambiando por los pasillos y la escalera … es decir nos demostró pasión para lo que hacia, el sitio donde trabajaba, las ideas y las iniciativas de sus jefes, la autentica (!) atención (acabó con una persecución para darnos un pequeño regalo de la casa).

Pues, chapeau! Para esta gente, desde el chef-star al vallet, yo volveré y me dará olimpicamente igual pagar cinco veces que en un sitio cualquiera.

Porque al final, o eres diferentes o eres barato.
Pero si le metes pasión puedes ser incluso carísimo… 

Ejemplar.

Anuncios

CÓMO SALIR DE LAS CREENCIAS LIMITANTES

de Carmen Ramírez Ayala

QUÉ SON

La creencia es una afirmación personal que consideramos verdadera.

Gran parte de nuestras creencias las formamos entre los 0 y 6 años de edad, cuando nuestra mente consciente y real, aún no está desarrollada, por tanto pasan al subconsciente.

Las creencias son positivas cuando potencian nuestro valor y nuestras capacidades.

Las limitantes son una percepción de la realidad que nos impide crecer, desarrollarnos como personas y alcanzar todas esas cosas que nos hacen ilusión.


CÓMO DETECTARLAS

Si nosotros creemos que no podemos, el cerebro ya nos predispone para eso, pensando en todo lo que nos va a ir mal en lugar de todo lo que puede ir bien. Si además las decimos en voz alta, las arraigamos. Comenzar las frases con –yo creo qué – es un indicador de creencia …Actúa, y piensa por qué lo crees, y de dónde te viene esa frase, dónde la has escuchado antes….

Ejemplos de creencias limitantes de capacidad:

  • Soy malísima para los idiomas.
  • No puedo hablar en público, me bloqueo.
  • No doy más de si, no soy inteligente.

Ejemplos de creencias limitantes de posibilidad

  • No tengo tiempo para ir al gimnasio.
  • Para qué me voy a presentar a la vacante, seguro que no me eligen.
  • Ya hay mucho cv inscritos, para qué lo voy a echar.

Ejemplos de creencias limitantes de merecimiento

  • No me merezco lo que tengo
  • No merezco que me quiera tanto
  • Como no tengo estudios no merezco un buen trabajo.

Estas creencias, son el efecto acumulado de una “programación” de toda una vida y el resultado de un pasado programado negativamente.
CÓMO CAMBIARLAS

“No os creáis nada, no importa dónde lo leáis, o quién os lo haya dicho; aunque lo haya dicho yo, a menos que concuerde con vuestra propia razón y vuestro sentido común”.

-Buda-

Cuestionar una de nuestras creencias puede desestabilizar todo el sistema, al afectar a aquellas otras que se derivan o están relacionadas con ella. Esta es la razón por la que somos muy reacios, en muchas ocasiones, a modificar alguna de nuestras creencias.

Para cambiar la creencia:

  1. Detecta la creencia
  2. Establece la meta a conseguir
  3. Cambia y potencia la creencia, conviértela en palanca de acción.
  4. Cambia tú lenguaje, quitando el NO de la frase y los PEROS se re-programa la mente

Ejemplo:

  • Voy a conseguir ese trabajo.
  • Voy a presentarme a la vacante de la empresa, aprenderé y tendré nuevos retos.
  • Por intentarlo que no quede
  • Yo sirvo para eso y soy capaz.

Tu vida es un reflejo de tus creencias.

Si cambias tus creencias y tu actitud verás que cambiará todo a tu alrededor.

PD: Estas creencia te han sido necesarias hasta ahora o tienen a que ver – además que contigo solamente – también con el sistema a qué perteneces. Si te cuesta cambiarlas, habla con tú coach, seguro te podrá ayudar.

Pinterest-Logo-Vector-by-Jon-Bennallick-02
La viñeta del articulo
YouTube
El video del articulo

EL CAMBIO SE LIDERA

EL VIDEO DEL MESLA VIÑETA

Este mes, José Manuel Iñiguez, estimula nuestras discusiones con un aspecto que marca la diferencia entre empresa y empresa.

Existen tres tipos de empresas con respecto al cambio:
• las que lo sobrellevan
• las que lo gestionan (ya es un nivel de conciencia superior)
• las que, viendo llegar lo nuevo, eligen ponerse al frente

Y la tuya? Entra en nuestro sondeo (¡pincha aquí!) y danos tu opinión.

Gracias & …enjoy!

Take Our Poll

SOSTENIBILIDAD EMPRESARIAL

El otro día tuve la oportunidad de asistir a un coloquio y su posterior debate sobre la gestión del cambio. Fue interesante y estimulante escuchar a los ponentes ilusionados con las diferentes circunstancias y experiencias en torno a este tema y los diferentes métodos y herramientas que han y están utilizando para “dominar” en sus organizaciones el cambio.

Confieso que salí con un cierto sabor agridulce sobre lo debatido y el enfoque de la reunión, y también sobre mi propia participación, pues yo tampoco fui lo suficientemente explicito y claro en mis opiniones y matices, y no supe aportar mis dudas sobre el propio concepto de “la gestión del cambio”. Ahora en casa y más reflexivo me pregunto ¿qué es lo que no me cuadraba?.

Os diré que mi conclusión después de conversar con los compañeros y conmigo mismo es que lo que no me cuadraba es el punto…

Ver la entrada original 534 palabras más

DESDE, CON Y POR LA DIVERSIDAD PARA LA SOSTENIBILIDAD

Charles_de_Gaulle_Diversity-2de José Manuel Iñiguez

diviértete con el video – aprende con la viñeta – y aquí en italiano

Que lo más cómodo es gestionar a los que piensan de la misma manera, no lo puedo discutir.  Ahora bien, ¿es la comodidad un bien en sí mismo? ¿es la comodidad algo que nos garantiza el futuro?.  Por cierto ¿es la comodidad divertida?…

Hoy trataré de poner en palabras algunas ideas, sensaciones y también recuerdos sobre algo que a la mayoría de las personas nos provoca, de principio, resistencia en nuestra tarea de liderar personas. Este algo ante lo que solemos resistirnos viene dado por “lo diferente”, “el diferente”. A veces tiene sinónimos también muy conocidos “el de fuera”, “el nuevo”, “el raro”, “el desconocido”, “ el novato”, “el viejo”. . . Y otras veces etiquetas para no tenerles mucho en cuenta “el ingeniero”, el de ventas”, “el financiero”, “el informático”, “el de marketing”, . . . En fin que ante lo desconocido y diferente, lo etiquetamos, lo ponemos al lado , no le escuchamos, no le preguntamos, a veces ni le informamos y en todo caso, como creemos que lo que nos puede aportar es nada comparado con la molestia, por dios . . . que no moleste.

Es desde mi experiencia y después de no pocas veces de equivocarme que defiendo la tesis de que la diversidad es fuente de riqueza y que el liderazgo y gestión de la diversidad nos aporta extraordinarias oportunidades de sostenibilidad para el proyecto empresarial.

Y por diversidad entendemos simplemente aquellas características de las personas que nos hacen diferentes. Es por tanto el término lo suficientemente amplio como para que lo único que tendremos en común en las diferentes situaciones y organizaciones es nuestra actitud positiva como lideres a liderar y gestionar “lo diferente” y a aprovechar precisamente estas diferencias para enriquecer nuestra propuesta empresarial y hacerla más sostenible en el tiempo.


LAS OPORTUNIDADES DE LA DIVERSIDAD

  • Mejor entendimiento del mundo que nos rodea. Sea de los proveedores, accionistas, empleados, clientes, y en general de la sociedad, los diferentes puntos de vista a los que tendremos acceso nos darán la más completa y real imagen de nuestro entorno.
  • Mayor creatividad y capacidad de adaptación. Tanto desde el punto de vista de la innovación como de la operativa, la capacidad de “empatizar” con el cliente y los diferentes agentes vendrá aumentada por la variedad de puntos de vista y enfoques y un mayor bagaje cultural y de desarrollo. La mezcla adecuada de los diferentes perfiles nos permite maximizar tanto la eficacia como la eficiencia en los procesos a lo largo de la cadena de valor.
  • Un proceso de aprendizaje más saludable. Como organización, permitimos a lo largo del tiempo una adaptación gradual al momento del mercado y el desarrollo.
  • Un mejor clima laboral. En los equipos al vivir la persona como natural, la aportación de la diferencia se convierte en un valor en sí mismo y motiva a la participación y contribución personal hacia la sostenibilidad del proyecto empresarial.

Ahora bien, las anteriores ventajas, y otras que se os pueden ocurrir y que habréis vivido, no se producirán sin algunas dinámicas que tienen que estar imbricadas en la cultura de la empresa y ejemplarizadas desde los lideres, ya que la diversidad como indicábamos inicialmente no es cómoda y en principio su liderazgo es más complejo.


ELEMENTOS A GESTIONAR

  • La aceptación de la diferencia, y no solamente la tolerancia, como principio de respeto y oportunidad de enriquecimiento.
  • El respeto y honestidad de trato a la persona independientemente de la posición en que desarrolle la actividad. La opinión es válida y rica desde y por la persona.
  • La asunción del riesgo como inherente al éxito y la inducción al cambio como proceso necesario para la sostenibilidad.
  • El aprendizaje, como principio de actuación es sí mismo, de las personas y de la organización, para lo que es necesario, siempre y en todo caso, declarar el objetivo medir el resultado y establecer las dinámicas de corrección.
  • La transparencia y la coherencia como naturales en el día a día y con la comunicación adecuada a los objetivos de sostenibilidad.
  • Atención y sensibilidad al identificar las etiquetas, no solo visibles sino también invisibles, que determinan comportamientos monolíticos y en nada facilitadores de la diversidad. La puesta en marcha de las medidas oportunas producirá los efectos a corto necesarios y más importante establecerá las pautas de aprendizaje sostenibles a futuro.

Solo me queda añadir que deseo que todos trabajemos desde, por y con la diversidad ya que la sostenibilidad de la empresa y de la misma sociedad nos lo recompensará y además estoy seguro que en el camino seremos un poco más felices.

diviértete con el video – aprende con la viñeta – y aquí en italiano

¡ENVIANOS TU OPINION!

EN TUS MANOS /1

de José Manuel Iñiguez

felicidad©sxc.hu:1171414

Lo que puedes hacer tu por tu felicidad en el trabajo.
Mira la presentación en SlideShare…

“ La verdadera felicidad deriva de la identificación y el cultivo de las fortalezas más importantes de la persona y de su uso cotidiano en el trabajo, el amor, el ocio y la educación de los hijos”

Este pensamiento de Martin E. P. Seligman me lleva a preguntarme ¿qué está en mis manos para ser feliz? y no esperar tanto de lo que los demás quieran y puedan  hacer para mi felicidad.
Las personas son felices en el trabajo más por lo que en ellas mismas está que en lo que les viene de fuera.
Eso se desprende de las encuestas que tan generosamente habéis contestado en los meses anteriores (tabla 1).
En este sentido el grupo de palabras reconocimiento, recompensa, ha sido elegido solamente por el 5% de las personas. De la misma forma el reto, que tenga sentido lo que hacen y la superación han recibido el favor del 55% de las personas como importante para reconocerse como felices en el trabajo.

 Tabla 1.

Resultado encuesta sobre la felicidad en el trabajo por Coach2Enjoy

Con lo anterior os proponemos una serie de acciones y comportamientos que creemos son importantes para estar y caminar felices en el trabajo y, quizá, también en la vida. A nosotros en COACH 2 ENJOY nos han salido 10 áreas a trabajar que iremos desgranando en este y el siguiente newsletter y que esperamos os sean útiles.

Partimos de que todas y cada una de las personas tienen talento y valor para el desempeño de la adecuada tarea y sin duda alguna en la identificación de lo adecuado tendremos la base donde posicionar los pilares de nuestra felicidad.

_______________________________________________

10 AREAS A TRABAJAR PARA LA FELICIDAD EN EL TRABAJO

1. CUIDATE.

Sí, cuídate. Quién mejor que uno mismo para cuidarse y por cierto ¿qué esperamos? que los demás hagan lo que nosotros no estamos dispuestos a hacer por nosotros.

Y en ese cuidarse está el quererte, el darte tu tiempo, el cultivar la amistad como parte fundamental de cuidar tus relaciones, ocúpate de lo importante y desecha la preocupación por inútil.

Tres cosas bien prácticas son para nosotros básicas en el cuidado personal: Comer bien, hacer ejercicio y sin duda alguna dormir bien. Tu cuerpo lo agradecerá y sin un cuerpo satisfecho ¿cómo vamos a anidar un espíritu feliz?. Tu imagen, que tienes que cuidar, tendrá entonces un terreno bien abonado para fructificar.

Meister Eckart: “El alma ama el cuerpo”

2. BUSCA EL SENTIDO.

Busca, indaga, explora, seguro que lo encuentras.

Un amigo me decía que todas las personas tenemos tres opciones para levantarnos e ir a trabajar todos los días:
(a) sin sentido, sin saber para qué, por que había que ir. . . . que aburrido;
(b) porque el trabajo te permite comer, a tí y a tu familia. . . . lodable y aburrido para siempre;
(c) el trabajo tiene sentido para ti por sí mismo. Piensas que con tu trabajo haces de este tu mundo un mundo mejor… Bonito e ilusionante.

Es claro que para mi, igual que para mi amigo, es mucho más fácil ser feliz en un trabajo que tiene sentido. El resto de las opciones me dan aburrimiento, aunque tengan disculpa, pero aquí pretendemos ser felices. Y además las opciones en las que el trabajo no tiene sentido para nosotros son peligrosas, porque pueden durar toda la vida.

Otro amigo me decía: Lo que importa no es hacer lo que amamos . . .Es amar lo que hacemos. Bien, puede servir . . . y añado. Lo que importa es amar lo que hacemos porque tiene sentido y para el sentido que quiero. En este sentido te elevaras sobre la resignación y lo transformaras en ilusión.

Denis Diderot planteaba una de las frases que para mí tienen sentido: “El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor numero de sus semejantes”.


3. SE OPTIMISTA.

Un tercio de nuestra vida lo pasamos, disfrutamos o sufrimos, en el trabajo. La vida profesional es demasiado larga como para no elegir a tus compañeros de viaje. Dicho lo anterior ¿A quién prefieres para ese viaje? A un alegre optimista o a un taciturno pesimista. Rodéate de optimismo . . . y para ello tu debes ser el primer optimista.
Amy Tam dice: “Si no puedes cambiar tu destino, cambia tu actitud”.

En esta línea el optimismo nace de uno mismo y no proviene de las circunstancias que nos envuelven.
Y, por si no nos sirviera lo anterior, estoy convencido que las personas optimistas disfrutan de mejor humor. Las personas optimistas son más productivas. Las personas optimistas disfrutan de mayores éxitos. Las personas optimistas viven más años. Las personas optimistas tienen más amigos. . .

Llegado el caso ¿qué es y cómo puedo cultivar el optimismo?
1. Ser optimista es esperar que el futuro te depare resultados favorables.
2. Ser optimista es el valor que te ayuda a enfrentar las dificultades con buen ánimo y perseverancia.
3. Ser optimista es querer descubrir lo positivo en las personas y circunstancias.
4. Ser optimista es ayudarme a mi mismo a confiar en mis capacidades y posibilidades.

En fin: Ya que tienes talento y vales para muchas cosas ¿qué te impide ser optimista?

Paolo Iudicone: “¿De que te sirve no ser feliz?”


4. COMPROMETETE
.

El compromiso empieza en ti, depende de ti, es tu elección personal.
Cuando te comprometes crees y cuando crees, participas y te implicas. Comprometidos crecemos juntos, nuestra capacidad aumenta, valemos más. Un buen compañero y además amigo sostenía que “el compromiso es la mejor estrategia para la supervivencia y la sostenibilidad”

Añadir que al menos en mi caso he constatado que el compromiso es contagioso y que ¿qué mejor forma de ayudar a los compañeros que contagiarles de lo que queremos para nosotros?

El egoísmo verdaderamente inteligente consiste en procurar que los demás estén muy bien, para que, de este modo, uno esté algo mejor”. Oscar Wilde


5. CONFIA.

Confiar es rentable ya que la confianza actúa como un polo de atracción para las oportunidades.

La confianza alimenta la esperanza y aumenta nuestra energía para la acción, y todos sabemos que los resultados se derivan de la acción. Por lo tanto nuestro éxito está ligado inexorablemente a la confianza que tengamos en conseguirlo. No podemos dar lo que no tenemos. Ten confianza. A todos nos gusta que los demás confíen en nosotros y la mejor manera para conseguirlo es confiar en los demás. Tenemos que invertir confianza para obtener confianza.

Prestas atención a lo que quieres ver… y si en vez de confianza ves desconfianza… ves miedo.
Y el miedo bloquea. El miedo no te deja avanzar. El miedo es un obstáculo para la felicidad. El miedo es una pérdida de tiempo.

Confiar es ser fuerte.

Según Albert Schweitzer “Es la ley de la vida, cada vez que se nos cierra una puerta se nos abre otra. Lo malo es que con frecuencia miramos con demasiado ahínco hacia el pasado, y añoramos la puerta cerrada con tanto afán, que no vemos la que se acaba de abrir”.

Confieso que me veo reflejado en la anterior cita y que desde la confianza me falta tiempo para descubrir los nuevos caminos. Confía y déjate desbordar por lo nuevo. Será apasionante.

_______________________________________________

Por nuestra parte nos comprometemos a añadir otras cinco claves en el próximo newsletter. Descubriremos juntos las coincidencias.
Te propongo que si estás de acuerdo con las cinco ideas/acciones anteriores te pongas manos a la obra e identifiques algunas otras iniciativas que a ti te funcionan.

Escríbenos en el formulario abajo tus ideas. Lo comentaremos en el primer newsletter del 2014.

CONTINUA …

Píldoras de “liderazgo y sostenibilidad” – n.3 – ARRIESGATE. SIEMPRE GANARAS.

Image

de José Manuel Iñiguez

Ralph Waldo Emerson decía: «El éxito consiste en obtener lo que se desea. La felicidad, en disfrutar lo que se obtiene».

Esta frase me empuja en nuestro camino de la felicidad en el trabajo. ¿Qué está en mis manos para trabajar en la dirección de obtener este éxito que a todos nos gusta conseguir? Si como Alva Edison decía: «Las personas no son recordadas por el número de veces que fracasan, sino por el número de veces que tienen éxito», ¿Para qué tener miedo a lo que pueda ocurrir si en el camino paso por varios fiascos?.

Sé que muchas de las herramientas, modelos y métodos que los libros y “gurús” al uso plantean para llegar al éxito tienen por principios la determinación de objetivos, la planificación de actividades, el trabajo en equipo etc., etc., y todas estas ideas me parecen acertadas y seguro que cosechan buenos resultados, por cierto, como todo lo que se persigue con ahínco y perseverancia (en este sentido J. P. Sergent planteaba que «El éxito no se logra sólo con cualidades especiales. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización»).

También he podido constatar que todos los días en el mundo de los negocios hay quien recibe medallas, algunos hasta las comparten y seguro que todos habrán hecho algo para merecerlas.
Las preguntas de hoy, a las que quiero dar mi personal aportación, son ¿cuántas de estas medallas que nos adjudicamos responden fielmente a lo que se perseguía? y por otro lado ¿qué hacer para conseguirlas con eficiencia y honestidad?

Desde las experiencias, más que desde los conocimientos e influencias académicas, confieso que una de las prácticas más útiles que he experimentado proviene del simple ejercicio de la predefinición del éxito y de forma más amplia de la exposición pública de dicha predefinición.
Cuando lo hice yo, no siempre tuve éxito. Es más, a veces me han incluso prendido unas medallas y aún así yo sentía que lo que pretendía conseguir estaba todavía lejos de mi alcance.

Ahora bien he de decir que incluso las más duras y aparentemente desastrosas experiencias me han ayudado a formarme. De las anteriores y de las otras, no tantas, en las que hasta me pusieron una medalla, es de las que os comento que el éxito bien entendido debe ser predefinido y además ayuda a obtenerlo el que se exponga públicamente dicha predefinición.

En la predefinición se encuentra el sentido del esfuerzo, se identifican las armas con las que se cuenta, se orienta a los compañeros de viaje, se predispone al compromiso, se contagia el entusiasmo y anima a la honestidad.
Además en la exposición pública se plantan las bases de transparencia y discusión constructiva que añadirá riqueza y permitirá el descubrimiento de gratificantes alternativas y nuevos caminos.

Con lo anterior será más fácil y eficaz disfrutar de la delegación de tareas, sin perder un ápice del ejercicio de responsabilidad, y por tanto estaremos en disposición de emplear nuestro tiempo y energía, y el de nuestros compañeros de equipo, de la forma más eficiente.

Es evidente que el riesgo es también público y no podremos después escondernos ni disimular ya que  los resultados, incluso los no deseados, siempre llegan. Si son los deseados podremos sentirnos orgullosos y será honesto el reparto de medallas, y si no son los perseguidos siempre nos quedará el aprendizaje en común y el compartir con el equipo lo andado para así ir mejorando día a día.

Solo añadir que en la predefinición del éxito tenemos el principio del proceso y que si este paso nos lo saltamos nos arriesgamos a caminar sin rumbo y como mínimo sin coherencia en el equipo, nos será más difícil la identificación de los talentos necesarios para conseguir nuestros objetivos y por tanto emplear las adecuadas fortalezas que harán nuestro ejercicio, no solamente eficaz, sino también eficiente.
En el fondo a todos nos gusta saber ¿para qué estamos? seamos nosotros los lideres o los colaboradores.
Eso sí, como líderes, en nosotros está la responsabilidad de predefinir el éxito y en su planteamiento público nuestra honestidad y nuestra mejor herramienta para empezar con buen pie el camino.

Ya para terminar esta breve reflexión os diré que mis experiencias exitosas han venido de la mano de alguna idea (con una es suficiente), bastante olfato y todo el coraje que podía poner en marcha y confesar que cuando el éxito deseado no ha llegado ha sido, casi siempre, por falta de la valentía necesaria.
Que las medallas lleguen o no, que no nos quiten el disfrute…

Y como Albert Einstein establecía: «Si A es el éxito en la vida, entonces A = X + Y + Z. Donde X es trabajo, Y es placer y Z es mantener la boca cerrada».