Archivo de la etiqueta: inteligencia emocional

CON 5 SUEÑOS BAJO EL BRAZO

de Paola Valeri – pvaleri@pvaleri.net
Consultora – Coach sistémica

Sentada en el tren de vuelta a casa, después de cuatro días intensos en el Máster Internacional de Coaching Por Valores, reviso los apuntes y una frase me llama la atención: “trabajar en el mundo de las ideas antes de devolver los problemas ya resueltos al mundo real”.


DEL ENFOQUE EN EL PORQUE…

La formación clásica nos dice que para encontrar soluciones tenemos que comprender los problemas, desmenuzarlos, buscar datos, hacer mediciones, identificar errores, pautas, tendencias, responsabilidades, etc.
…HACIA EL ENFOQUE EN EL FUTURO

Hay otro enfoque, el de las soluciones, que nos invita a buscar la excepción, descartar lo que está mal y poner el foco en aquello que funciona para ver qué podemos aprender de lo que ya hemos hecho.

Sin embargo, cuando partimos de los valores el viaje arranca en el mundo de las ideas y mira hacia adelante, no hacia atrás. Parece un pequeño detalle, pero es esencial porque es allí, hacia adelante, donde podemos imaginar.

Ir al mundo de las ideas y volver a la realidad con la solución bajo el brazo tiene mucho que ver con el sueño: la motivación de la ilusión.


¿HAS TRABAJADO EN TUS VALORES?

Coaching por Valores está basado en el modelo teórico que Simon Dolan ha creado tras dos décadas de investigación, cuenta con una metodología que guía al profesional paso a paso y con una potente herramienta de trabajo, el juego “El valor de los valores”.

A través del juego, los clientes usan los valores marcados en la baraja como canal para ir hacia lo abstracto, permitirse una reflexión ‘allí arriba’, reconocerla, aceptarla, integrarla y entonces volver ‘aquí abajo’ con unas balizas claras y bien ancladas: los cinco valores que han escogido. Cuando el cliente mira por primera vez la secuencia de sesenta valores, tiene la sensación de que todos son imprescindibles. En el proceso de distinguir y descartar la persona realiza su reflexión sobre qué es lo que considera valioso y qué no en el momento.
VALORES: FUERZA DE GRAVEDAD

Los valores son el motor que alimenta nuestras acciones, son también el filtro a través del cual interpretamos la realidad y la fuente de donde nacen las emociones.

Cuando estamos alineados y en conexión con nuestros valores fundamentales, nuestra vida fluye y no percibimos contradicciones, pero cuando actuamos en contra de nuestras propias creencias, surgen el malestar, el conflicto y el estrés.

Una vez que nos atrevemos dibujar el perfil del sueño a futuro, llevarlo a lo concreto es mucho más fácil.

¡Probar para creer!

YouTube
El video del articulo

 

Anuncios

CÓMO SALIR DE LAS CREENCIAS LIMITANTES

de Carmen Ramírez Ayala

QUÉ SON

La creencia es una afirmación personal que consideramos verdadera.

Gran parte de nuestras creencias las formamos entre los 0 y 6 años de edad, cuando nuestra mente consciente y real, aún no está desarrollada, por tanto pasan al subconsciente.

Las creencias son positivas cuando potencian nuestro valor y nuestras capacidades.

Las limitantes son una percepción de la realidad que nos impide crecer, desarrollarnos como personas y alcanzar todas esas cosas que nos hacen ilusión.


CÓMO DETECTARLAS

Si nosotros creemos que no podemos, el cerebro ya nos predispone para eso, pensando en todo lo que nos va a ir mal en lugar de todo lo que puede ir bien. Si además las decimos en voz alta, las arraigamos. Comenzar las frases con –yo creo qué – es un indicador de creencia …Actúa, y piensa por qué lo crees, y de dónde te viene esa frase, dónde la has escuchado antes….

Ejemplos de creencias limitantes de capacidad:

  • Soy malísima para los idiomas.
  • No puedo hablar en público, me bloqueo.
  • No doy más de si, no soy inteligente.

Ejemplos de creencias limitantes de posibilidad

  • No tengo tiempo para ir al gimnasio.
  • Para qué me voy a presentar a la vacante, seguro que no me eligen.
  • Ya hay mucho cv inscritos, para qué lo voy a echar.

Ejemplos de creencias limitantes de merecimiento

  • No me merezco lo que tengo
  • No merezco que me quiera tanto
  • Como no tengo estudios no merezco un buen trabajo.

Estas creencias, son el efecto acumulado de una “programación” de toda una vida y el resultado de un pasado programado negativamente.
CÓMO CAMBIARLAS

“No os creáis nada, no importa dónde lo leáis, o quién os lo haya dicho; aunque lo haya dicho yo, a menos que concuerde con vuestra propia razón y vuestro sentido común”.

-Buda-

Cuestionar una de nuestras creencias puede desestabilizar todo el sistema, al afectar a aquellas otras que se derivan o están relacionadas con ella. Esta es la razón por la que somos muy reacios, en muchas ocasiones, a modificar alguna de nuestras creencias.

Para cambiar la creencia:

  1. Detecta la creencia
  2. Establece la meta a conseguir
  3. Cambia y potencia la creencia, conviértela en palanca de acción.
  4. Cambia tú lenguaje, quitando el NO de la frase y los PEROS se re-programa la mente

Ejemplo:

  • Voy a conseguir ese trabajo.
  • Voy a presentarme a la vacante de la empresa, aprenderé y tendré nuevos retos.
  • Por intentarlo que no quede
  • Yo sirvo para eso y soy capaz.

Tu vida es un reflejo de tus creencias.

Si cambias tus creencias y tu actitud verás que cambiará todo a tu alrededor.

PD: Estas creencia te han sido necesarias hasta ahora o tienen a que ver – además que contigo solamente – también con el sistema a qué perteneces. Si te cuesta cambiarlas, habla con tú coach, seguro te podrá ayudar.

Pinterest-Logo-Vector-by-Jon-Bennallick-02
La viñeta del articulo
YouTube
El video del articulo

EDUCAR LOS LIDERES DE MAÑANA /3 – LAS EMOCIONES

Johnny-Depp_no-puedes-cerrar-el-corazon
de Carmen Ramírez Ayala
diviértete con el video

El otro día había pasado una mal momento con un cliente. No fue nada del otro mundo pero sí me sentí hundida.  Es que . . . bueno. Tampoco es importante . . . lo que sí fue importante pasó en casa.

Mi chica – una pequeñita a punto de cumplir 4 años –  se me acercó y me dijo. «Mamá, ¿estás triste?». Mi primera reacción fue la de protegerla y dije «No, cariño, no pasa nada» pero, cuando terminé la frase, en sus ojos no vi la tranquilidad que esperaba sino más bien duda o incluso susto.
Claro. Probablemente lo que pasó en su cabeza fue que ella no era capaz de entender a su madre ni  sus expresiones. Además quería ser útil, y yo la corté.

Pues bien cambié de inmediato el registro. Le abrí mi corazón  como uno hace con sus viej@s amig@s. «Uy cariño, sí, me siento fatal. Sabes que me ha pasado hoy. . . ». Y a cambio ella me regaló un beso y un «tranquila mamá, que eres la mejor madre del mundo».

Son muchos los artículos y libros que nos llegan desde diferentes medios sobre inteligencia emocional. Sí, está de moda. ¿Será porque funciona? Yo, me apunto a esta moda y para que funcione hay que practicarla.

“En cuestiones de cultura y de saber, sólo se pierde lo que se guarda; sólo se gana lo que se da.”
Antonio Machado

Quieres que tus hijos aprendan a gestionar las emociones.
Dale emociones. Atrévete a mostrarte, a desnudar tu alma. 
¿Cómo lo hago? dirás tú. Simple pero no fácil. Los niños, aprenden observándonos, si estás triste y lloras o enfadado y gritas o frunces el ceño, nombra estas emociones con tú hijo, para que sepan cómo se siente papá o mamá, y aprende a identificar lo que estás sintiendo tú.

  1. Identifica la emoción.
    Estás triste? Dí “estoy triste”. Estás enfadada? dí “estoy enfadada”.
  2. Nómbrala con precisión.
    Las emociones no son infinitas (pincha aquí para abrir el articulo sobre las emociones en otra pestaña y aquí para ver la imagen). Aprende un vocabulario más amplio y utilízalo con tus hijos.
  3. Hablad para entender el uno lo que esta sintiendo el otro.
    Hay una delgada línea entre lo que yo digo y lo que interpretas tú. Eso les permitirá tambien a los pequeños de no juzgar los sentimientos ajenos (ahora y de adultos) antes de preguntar. . .
  4. No finjas.
    Nacimos para cometer errores, no para fingir ser personas perfectas. (No sé porqué en este blog aún no hemos estrenado un articulo sobre ese asunto). El perfeccionismo es el padre de todos los obstaculos entre nosotros y la felicidad. Autoriza tus emociones y la de tus hijos.
    Born-to-be-happy

“Sólo se tiene miedo
cuando no se está de acuerdo
con uno mismo”
Herman Hesse

Cuando tú hijo esté abriendo su corazón, hablando de su emoción, escúchalo Si está triste o enfadado, acompáñale en su tristeza o enfado, sólo míralo, tómale la mano… Di que lo entiendes y trata de conectar con su corazón. Eso es inteligencia emocional.

“No cambié.
Solo aprendí y aprender no es cambiar,
es crecer”.

EDUCAR LOS LIDERES DE MAÑANA /2 – EL CARACTER

de Paolo Iudicone Castiglioni
Quì la versone in Italianomira la viñetaaprende con el video

En el primer articulo (pincha aquí para abrirlo en otra pestaña) hemos aclarado que educar es educar a la asertividad. Un elemento fundamental es la así dicha inteligencia emocional, que en definitiva es lo que nuestras abuelas llamaban buen carácter.

El carácter tiene mucho  que ver con el liderazgo en el mundo contemporáneo, mucho más que la capacidad de mando. Cada empresario puede contar la historia de un ejecutivo muy inteligente y altamente cualificados que fue ascendido a una posición de liderazgo para después fallar en el trabajo. Y también saben la historia de alguien con habilidades sólidas – pero no extraordinarias a nivel intelectual o técnico que fue ascendido a una posición similar y consiguió gran éxito.

La inteligencia emocional es la condicio sine qua non del liderazgo. Sin ella, una persona puede tener la mejor formación en el mundo, una mente incisiva y analítica , y una provista interminable de ideas inteligentes, y aún así no va a ser un gran líder”.
DANIEL GOLEMAN

De hecho es necesario hacer una premisa. En COACH 2 ENJOY entendemos que líder nos es cualquier persona que ha sido nombrado jefe, sino, que compartiendo una visión es capaz de hacer que lo demás se comprometan con la misma hacia el resultado (pincha aquí para leer en una nueva pestaña la definición de liderazgo desde el blog personal de José Manuel Iñiguez).

Lo que hoy, con un termino más explicativo llamamos inteligencia emocional es en definitiva el carácter. Como hemos visto en el precedente articulo hablando de la asertividad (pincha aquí para abrirlo en otra pestaña), lo que buscamos como educadores es que nuestros hijos aprendan el arte, cada día más vital, de relacionarse de manera eficaz con los demás partiendo de la relación con uno mismo.

Al igual que otras formas de inteligencia, el carácter se forma a través de comportamientos repetidos que, evidentemente, se hacen mas fáciles de incorporar en las primeras experiencias.

Aristoteles-SomosLoQueHacemos

Cuando se habla de conducta, ya sabemos que de poco sirven las palabras: la niña y el niño moldearán sus comportamientos según el ejemplo de los padres y otras personas relevantes[i].

De esto habla Carmen Ramírez en su articulo (pincha aquí para abrirlo en otra pestaña). La expresión abierta de las emociones y la evidencia de la gestión de las mismas por parte de los padres es el mejor medio para trasmitir estas habilidades.

En este articulo, nos enfocaremos más en hablar en lo que podemos hacer hacia las niñas y los niños para que aprendan y asimilen los elementos fundamentales de la gestión de la emoción propia y ajena hacia el desarrollo del liderazgo.

4 PAUTAS PARA ENSEÑAR LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

1. Utiliza un vocabulario rico.
Las emociones no son sólo “feliz” o “triste”. Las emociones son muy complejas y un rico vocabulario de palabras para los sentimientos puede ayudar a desplegar la complejidad de las emociones.

2. Válida los sentimientos de tu hijo.
Si tu hijo está teniendo un momento de acceso emocional, tómate el tiempo para validar sus sentimientos. En lugar de ignorar una rabieta, utilízala como enseñanza.

    • Autoriza los sentimientos: dile que es comprensible que los viva o habla de cómo tú te sentiste o te sentirías de la misma manera.
    • Nombra las emociones: ayuda a que saque y nombres sus emociones negativas.
    • Dale perspectiva: explícales para qué sirve la experiencia que está pasando y – si  es el caso – proponle que encuentre alternativas más saludables de reaccionar.

3. Enseña la empatía y los diferentes puntos de vista.
Hablalé acerca de la compasión y la empatía por los sentimientos de los demás, y de tu modelo  en tus interacciones con los demás. Si tu hijo llega a casa de la escuela enojado con un amigo acerca de un desacuerdo, tómate el tiempo para hablar a raíz del desacuerdo y ayudar a tu hijo a entender el diferente punto de vista de su amigo.

4. Enseña la comunicación efectiva.
A medida que tu hija/hijo crece, es importante que utilice una comunicación efectiva en sus propias relaciones. Y, como siempre, se empieza dando el ejemplo. Siempre cíñete a los hechos («me prometiste que harías tus tareas/te prometí llevarte al parque»), habla de cómo te sientes tú con su comportamiento no de cómo es malo («cuándo no las hace, eso me hace sentir muy decepcionada»/«siento mucho no poder acompañarte»), pide/proponle algo a cambio («este finde en vez de la piscina estudiarás lo que no estudiaste»/«te prometo que mañana vamos todos al cine»).


[i]    Perdón por la simplificación. Es evidente que hay muchos otros factores que determinan el desarrollo de los niños. En grandes líneas, sólo diremos que el enfoque “ambientalista” (sistémico en sentido amplio) subraya el rol del entorno, mientras que el “nativista” atribuye gran importancia a la genética. En ambos casos, en COACH 2 ENJOY, creemos que la visión académica tradicional se basa en una visión estática (“análisis de steady states”) y que siempre existe margen para salir de los limites definidos por el contexto y la genética.

¡SONRIE! TE CONVIENE.

tomas_iriarte_smiling_2
de Carmen Ramirez Ayala

diviértete con el videoaprende con la viñetay aquí en italiano

Hay técnicas vendidas “de coach” que de coach no tienen nada. Estrategias de ventas para convencer, cumplidos que manipulan, maniobras de despiste que dejan al otro indefenso,… con resultados ventajosos sólo para quien las practica.
En COACH 2 ENJOY practicamos el “win-win”. No es solamente más honesto, es sobretodo más inteligente y garantiza que una relación perdure en el tiempo.

En este sentido, la sonrisa, es un súper poder. Aprende a sacarle partido.

“A veces, sonreír es la mejor forma de contribuir a cambiar el mundo”.
JOSÉ LUIS CORTES

Sonreír, es una de las herramientas más poderosas e importantes de la comunicación no verbal.

Cuando alguien nos sonríe, nuestras neuronas espejo nos incitan también a sonreír.  Aunque parece sencillo,  en realidad es un proceso en el que participan complejas actividades neuro-fisiologicasa: entran en juego especificas áreas cerebrales, circuitos neurales y hormonas.

Al sonreir movemos los músculos de la cara que producen una reacción química al cerebro liberando endorfinas, unos neurotransmisores que nos hacen sentir bien.


5 BENEFICIOS PARA QUIEN SONRIE

  1. Mejoras tú capacidad de comunicación, generando confianza y credibilidad.
  2. Para hacer sonreír a otras personas, generando un mejor ambiente para todos.
  3. Para reducir los niveles de estrés. Es un analgésico natural, con efecto sedante.
  4. Ser naturalmente más fascinante.
  5. Das una demostración de apertura y favoreces el dialogo.

“La sonrisa enriquece a los que la reciben,
sin empobrecer a los que la dan”.
FRANK IRVING


5 BENEFICIOS PARA QUEIN RECIBE UNA SONRISA

  1. La sonrisa es un acto de generosidad en si misma.
  2. Haces que la otra persona se sienta importante, tranquila y confiada.
  3. Transmite bienestar y calma. Reduce el stres.
  4. Haces que se sienta acompañado. Crea unión.
  5. Genera alegría.

¿Demasiado obvio? Si ya sabes… ¡a practicar!

“Toda la gente sonríe en el mismo lenguaje”.
MORRIS MANDEL 

 diviértete con el video – aprende con la viñeta – y aquí en italiano

¡ENVIANOS TU OPINION!

LA PREGUNTA QUE TE CAMBIA LA VIDA.

de Paolo Iudicone

CLICCA QUI PER LA VERSIONE IN ITALIANO…

Felicidad©simmbarb_sxc.hu

Ser feliz es una postura. Por eso ya lo tienes todo.
Cambiar de postura no es difícil: basta quererlo. Hazte un listado de lo que ya tienes a tu alcance. Para lo que aún no tienes, seguramente tienes los recursos para conseguirlo. Comparto con Wayne Dyer la idea de que si lo deseas es porque en tu más profundo ser sabes que puedes, si no, no lo desearías. Y si es imposible, replantéatelo: probablemente no te sirve de nada (quizás se trate más bien de una obligación familiar, una exigencia de la sociedad, un paliativo, …). Desházte de esa quimera y pasa a lo siguiente.

Ser feliz es posible ahora mismo. Si sale el sol es maravilloso, si llueve habrá algo fantástico también para hacer. Si la casa está limpia, que bonito. Si está desordenada, tienes la ocasión para practicar mindfulness con el trabajo manual …y mejor cantando.

La felicidad no está en la meta, está en el disfrutar el viaje… demasiadas palabras…
Felicidad es difrutar.

Pregúntate y contestate sinceramente. Es en tu contestación donde descubrirás los bloqueos que te impiden gozar plenamente de tu vida.
¿De que te sirve no ser feliz?

¿Y SI EL CUERPO FUERA MÀS INTELIGENTE QUE EL CEREBRO?

Image

di Paolo Petrucci
Formador  y terapeuta experto en reeducación física y postural, practica de relajación y conciencia del cuerpo en Aiteas – Barcelona.

Clicca qui e leggi la versione in italiano…

El cuerpo humano es una máquina fantástica, que consta de varios sistemas cuyo rendimiento es muy bien coordinado y supervisado ​​por nuestro cerebro. El mismo cerebro que puede tener una gran iluminación, grandes mentes que llevan el hombre a la plena afirmación y a alcanzar un equilibrio mental sólido.

Por otro lado, también se encuentran limitaciones que nos imponemos, a menudo, y que nos conducen hacia un estados de ánimo tan bajo como para lograr una auto-destrucción total y consciente.

Alguien se ha preguntado por lo menos una vez en su vida (y si no lo ha hecho esta podría ser una oportunidad para la reflexión ) la razón por la cual, esta máquina llamada el cuerpo humano, no ha logrado desarrollar un sistema para apagar el cerebro. Una especie de ”interruptor de cerebros“, que se pudiera utilizar cada vez que la razón explota, la ansiedad nos devora, y el estrés hace que nos hundimos en un estado de constante ansiedad y inquietud persistente.

La ansiedad y el estrés son reacciones normales de nuestro organismo. Pero si en nuestra vida cotidiana se presentan de forma excesiva, pueden afectar el bienestar mental, causando insomnio, fatiga y dolores musculares, hasta llegar a la depresión y ataques de pánico en los casos más graves
También pueden afectar a nuestro rendimiento en aquellas situaciones en que se requiere  concentración ( por ejemplo, en el trabajo o durante un examen ).
Entonces, si nuestro cerebro no puede ser apagado, ¿cómo podemos intervenir?

Uno de los primeros pasos, diría fundamental, es  tomar conciencia del propio cuerpo.

Ser consciente del propio cuerpo, significa en primer lugar ser capaz de escucharlo .
La respiración (además de ser una de las funciones vitales de nuestro cuerpo , a través del cual proporcionan el oxígeno esencial para la supervivencia y la reproducción de las células, contribuye al mantenimiento de la homeostasis ) tiene una función primaria estrechamente relacionada con la relajación .
Pongámonos cómodos: acostarse en decúbito supino en el suelo, cerrar los ojos y comenzar a respirar.
Incluso si los pensamientos seguirán a navegar en nuestras mentes, que se vayan libremente ( sin tratar de detenerlos o mantenerlos en vano ). Nos centramos nuestra atención en las sensaciones y en el cuerpo en sí. .

Cuando estás ansioso tiendes a respirar con la parte superior del pecho, aumentando el ritmo respiratorio y causando un estado de hiperventilación en el cuerpo y por lo tanto   disminuye la oxigenación en la sangre, este último es responsable de la mayoría de los síntomas fisiológicos y de las sensaciones desagradables que se perciben en un estado de ansiedad. Es útil aprender a practicar la respiración diafragmática, de la zona baja del pecho o de la parte abdominal. De esta manera se estabiliza el ritmo respiratorio y se mejora la oxigenación de la sangre, permitiendo así que tu cuerpo se equilibre y relaje. En consecuencia, también lograremos una disminución en la frecuencia cardíaca y respiratoria y una reducción en la tensión muscular generalizada.

Relajarse significa escuchar  y  ver tu cuerpo desde dentro, escuchar sus necesidades y aprender su idioma.

Nuestro cuerpo tiene una sensibilidad extraordinaria, mucho más rica y extensa de lo que podemos imaginar, que nos permite percibir muchas cosas en todos momentos. Pero nuestra mente, siempre ocupada en pensar, interpretar, juzgar y buscar explicaciones, no está disponible para acoger y escuchar a esta increíble variedad de sentimientos y informaciones.

Cuando nuestra mente está llena de pensamientos solo percibirá a sí misma, escuchar el cuerpo escuchando el mismo espacio, con el cuerpo. La intensidad de nuestros pensamientos es a menudo tan alta como para que sea imposible escuchar en silencio y sin expectativas, con la plenitud de nuestro ser.

Si somos capaces de salir de la parte mental y vivimos las sensaciones, podemos alcanzar la libertad de nuestro cuerpo.